Los bosques en la vida cotidiana

Los productos y servicios forestales están presentes en nuestro día a día

Los bosques en la vida cotidiana

Los bosques mejoran nuestra calidad de vida ya que son un espacio donde podemos realizar multitud de actividades recreativas y deportivas. Además, disfrutamos de su belleza natural y suponen un lugar para mejorar nuestra salud, relajarnos y desconectar, dentro del ajetreado mundo moderno en el que estamos inmersos. 

Los productos forestales están a nuestro alrededor

La mayoría de nosotros somos conscientes de los productos de madera que nos suministran los bosques: madera para nuestros hogares y muebles, papel para libros y revistas, envases para los alimentos, papel higiénico, hasta nuestra ropa puede estar realizada a partir de madera y en nuestro plato podemos encontrar muchos productos procedentes de los bosques.

¿Sabías que los siguientes productos también contienen materiales forestales? Asfalto, pintura, neumáticos, perfumes, cepillos de dientes, desodorante, cosméticos, detergente, ropa, medicamentos, tapones de corchos para el vino, esponjas, tintes para el cabello, etc.

Al comprar productos con certificación PEFC estás ayudando a proteger los bosques del planeta.  Simplemente, la próxima vez que vayas de compras debes seleccionar productos con la etiqueta PEFC .


Los servicios forestales de los que todos nos beneficiamos

Los bosques también cumplen funciones "ocultas" de las que todos disfrutamos. Desde el aire que respiramos hasta el agua que bebemos, los bosques proporcionan beneficios inestimables que a menudo desconocemos. 

Se calcula que un solo árbol produce un aporte diario de oxígeno para entre dos y diez personas. Un tercio de las ciudades más grandes del mundo, incluidas Bombai, Bogotá y Nueva York, dependen para su suministro de agua de zonas forestales protegidas (FAO). 

Además, los árboles nos proporcionan bienestar. Su sombra ayuda a refrescar las calurosas calles de las ciudades y pueden plantarse en zonas donde la gente se reúne o pasa tiempo al aire libre. También ayudan a filtrar los contaminantes del aire, contribuyendo a reducir las tasas de hospitalización por asma. Y poder caminar, reunirse con amigos y hacer ejercicio rodeado de árboles, beneficia nuestra salud mental (IUCN).

¿Cómo puedes ayudar?

La mejor manera de mantener nuestros bosques es disfrutándolos y haciendo uso de ellos, pero debemos hacerlo de manera sostenible. Si hay algo que puedes hacer, es comprar productos con certificación PEFC.