Cuando talar árboles es clave para la vida del bosque

17 de marzo de 2022 Gestión Forestal Sostenible

  • El Día Internacional del Bosque sirve para recordar que el papel de los bosques en nuestro planeta es fundamental y que la pérdida que vivimos de cientos de hectáreas cada año es irreparable
  • Es un buen momento para profundizar en las complejas causas que destruyen las masas forestales en nuestro país, desde el abandono a los incendios, y cuya solución urgente pasa apostar por una sólida gestión forestal

La pérdida de bosques se asocia con tanta rapidez a la tala de árboles que olvidamos que, en determinadas ocasiones, esta acción es clave para su supervivencia. De hecho, la tala controlada de las zonas más densificadas de un bosque (lo que se conoce como “claras o aclareos”) o cortas finales bien planificadas (entresacas o cortas a hecho) son manejos fundamentales en los trabajos de gestión forestal para ayudar a que el bosque esté sano y se asegure su regeneración. Asimismo, serán resistentes a cualquier amenaza, incluidos los incendios, inundaciones, vendavales u otras consecuencias del cambio climático. 

Es más, existen numerosas modalidades de corta de masas adultas que, siempre que estén bien ejecutadas, permiten también una renovación y regeneración de los bosques que los hacen más resistentes. Lo verdaderamente importante es que esas talas, como cualquier acción de la gestión forestal, están planificadas en tiempo y forma por profesionales que garanticen su sostenibilidad tanto ambiental como económica y social. No hay que olvidar que, en muchos casos, los montes son fuente de ingreso económico para propietarios y ayuntamientos. 

El Día Internacional del Bosque también nos sirve para transmitir que el papel de estos ecosistemas en nuestro planeta es fundamental y que la pérdida mundial que vivimos de cientos de hectáreas cada año es irreparable. Es un momento ideal para profundizar en las complejas causas que perjudican o destruyen las masas forestales en nuestro país. Desde el abandono a los incendios, pasando por el cambio climático, todas tienen una solución que pasa apostar por una sólida gestión forestal. La inversión es necesaria, así como la apuesta de la administración por incluir estas herramientas en los planes normativos, si queremos consolidar la resiliencia forestal en el futuro. De hecho, son parte del trabajo de proyectos europeos como el LIFE Soria ForestAdapt, que trata justamente de aumentar la resistencia de los bosques del sur de Europa al cambio climático, incluyendo medidas de adaptación en los planes de gestión forestal públicos y privados.

Al final, la gestión forestal consolida los beneficios de los boques que, como sabemos son innumerables: limpian el aire de dióxido de carbono y regulan el clima, son sumideros de carbono y, por tanto, un potente aliado contra el cambio climático, pero además albergan el 80% de la biodiversidad terrestre, nos proveen de alimentos y controlan la erosión, entre otros. Sin olvidar que generar empleo y mantienen a la población rural ligada al territorio.

Necesitamos desterrar algunos mitos para evitar su frenética destrucción. ¿Cuánto sabes tú sobre bosques? 

El proyecto LIFE Soria ForestAdapt 

El proyecto pretende aumentar la resiliencia de los bosques del sur de Europa frente al cambio climático, mediante la inclusión de medidas adaptativas en los planes de ordenación forestal públicos y privados. Para ello, pretende la elaboración de un Referente Técnico de Ordenación y Selvicultura con medidas de adaptación al cambio climático que se tome como base en la modificación paulatina de los planes de ordenación forestal de toda la provincia de Soria. Esta provincia es ejemplo de gestión forestal desde la Edad Media, y se trabajará sobre 200.881 ha de montes públicos (media de 12.000 ha/año) y sobre todos los terrenos privados susceptibles de implantar programas de forestación, especialmente de reforestación de tierras agrarias. Se pretende expandir el modelo al resto de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, resto de España y Sur de Europa.

El proyecto cuenta con un presupuesto total de 1,5 millones de euros y un período de ejecución de cuatro años. La Fundación Global Nature asume la coordinación del LIFE Soria ForestAdapt, cuyo consorcio de socios lo integran la Fundación Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industria de Castilla y León (Cesefor), la   Fundación Empresa y Clima (FEC),   la Asociación para promover el uso racional de los productos y servicios del monte (FSC España), la Asociación Española para la Sostenibilidad Forestal (PEFC España), la Universidad de Valladolid (UVa) y la Fundación General de la Univarsidad de Valladolid (FUNGE). Son entidades colaboradoras y financiadoras de este proyecto el Programa Life, la Junta de Castilla y León y la Fundación Biodiversidad.

Memoria PEFC

Contacto Comunicación

Araceli Muñoz García

Comunicación y Marketing

Campaña/proyecto relacionado

Sigamos en contacto

Suscríbete a nuestro boletín de noticias