PEFC promueve un consumo más responsable en el Día Mundial del Medio Ambiente

 


5 junio 2018

 

En el Día Mundial del Medio Ambiente, PEFC, la Asociación Española para la Sostenibilidad Forestal, quiere sumarse al objetivo del lema de este año “Sin contaminación por plásticos”, con el que se quiere concienciar sobre la necesidad de consumir menos plástico. PEFC promueve el consumo de otros materiales naturales, sostenibles, reciclables y renovables como son los productos de origen forestal: papel, madera y corcho, entre otros. Estos productos ayudan a frenar el cambio climático, almacenan CO2 durante años y producen energía limpia como alternativa a los combustibles fósiles.   Además, están presentes en el día a día, desde las bolsas de papel, libros, revistas, envases y embalajes de madera o cartón, muebles, hasta la ropa puede estar realizada a partir de fibras procedentes de los bosques.

 

Congreso Forestal Español
Envase certificado

 

 Por tanto, es importante consumir productos forestales, con especial atención a los que cuentan con una certificación que avala la gestión sostenible de los bosques de donde proceden, garantizando que no provienen de una tala ilegal. Según la última encuesta global realizada al consumidor por PEFC, los consumidores muestran una mayor confianza en los productos que llevan etiquetas que certifican aspectos medioambientales, sostenibles y/o éticos. Más de 2/3 de los consumidores creen que las etiquetas de certificación forestal son importantes para promover la gestión sostenible de los bosques del planeta. Por lo tanto, los consumidores, a través de sus compras, pueden ayudar a la conservación y mejora de las masas forestales buscando ecoetiquetas y sellos de certificación como PEFC en los productos que compran.

Crecimiento de la certificación forestal en el mundo

 

Según los últimos datos recogidos por PEFC, se está produciendo un continuo crecimiento de la superficie forestal certificada y gestionada de forma sostenible, así como de las empresas y organizaciones comprometidas con la sostenibilidad de los bosques y con los procesos productivos respetuosos con el medio ambiente.

A escala mundial, dos tercios de los bosques certificados, es decir, 313 millones de hectáreas de superficie forestal está certificada con PEFC, esto hace que PEFC sea el sistema de certificación más implantado en el mundo, con 49 países miembro. La distribución por continentes de la superficie certificada PEFC es la siguiente: 55% en América del Norte, 31% Europa, 7% Oceanía, 5% Asia y 2% América del Sur.

En España son ya 2.183.951 hectáreas de superficie certificada, gestionada por 23.700 propietarios forestales y selvicultores que preocupados por la salud de los bosques se han adherido al sello PEFC y han optado por gestionarlos de forma responsable, manteniendo su productividad y el respeto a la biodiversidad y al entorno. Estos gestores se concentran principalmente en Galicia, comunidad que cuenta con más de 16.000 propietarios adheridos al sello PEFC. La especie forestal más abundante en la superficie nacional certificada es el pino con un 47%, seguida del roble (12%), haya (11%) y encina (7%). En menor medida encontramos superficie de eucalipto (6%), alcornoque (3%) y chopo (1%).  El 13% restante lo ocupan otras especies y superficie no arbolada.

Respecto a las empresas, también ha habido un incremento en aquellas que han obtenido el certificado PEFC. A escala mundial, el crecimiento ha sido del 5% en el último año alcanzando las 20.000 de las cuales, el 82% se ubican en Europa. En España, son 1.346 localizadas principalmente en Galicia (31%), Cataluña (14%), País Vasco (9%) y Madrid (8%).  Los sectores más comprometidos con la certificación forestal son el de aserraderos y rematantes (37%), madera y construcción (32%), gráficas (12%) y pasta/papel (10%).

La certificación PEFC, además de ser una herramienta que garantiza una gestión sostenible de los bosques, pone en valor la multitud de productos y otros bienes y servicios que ofrecen, permitiendo obtener beneficios económicos del aprovechamiento de los múltiples recursos forestales (madera, papel, biomasa, corcho, resina, miel, castaña, plantas aromáticas, setas, cerdo ibérico, entre otros).