La colaboración entre propietarios, gestores y PEFC permite disponer de una mayor información sobre certificación forestal en España

8 julio 2016


PEFC

Así lo demuestra el último informe sobre Certificación de Gestión Forestal Sostenible PEFC 2015, elaborado por PEFC España, que caracteriza la superficie certificada nacional en cuanto a tipología de especies, propiedad y tipos de aprovechamiento, entre otros. El informe fue presentado en la 22ª Asamblea General de PEFC España celebrada en Valladolid y para su elaboración se ha contado con la ayuda de más de 20.000 propietarios y gestores.


Más de 20.000 propietarios gestionan 1.967.418 hectáreas certificadas PEFC


PEFC

El pino es la especie más abundante en territorio certificado y el aprovechamiento maderero es el principal

 

El informe recoge datos como las especies forestales existentes en la superficie certificada. El 50% de esta superficie está cubierta por formaciones de pino. Los hayedos y los robledales abarcan el 12% respectivamente. Las plantaciones de eucalipto alcanzan una extensión del 6% de la superficie certificada mientras que los encinares y alcornocales cubren el 4% cada una. Con porcentajes más bajos siguen las choperas, las masas de castaño y a continuación otras muchas otras especies tanto de frondosas como de coníferas, así como vegetación de ribera y masas mixtas.


PEFC

Por otro lado, los datos obtenidos de los aprovechamientos realizados en los montes certificados hacen ver la multifuncionalidad en la gestión de la superficie certificada PEFC. El aprovechamiento principal de la mayor parte de los montes certificados es el aprovechamiento maderero principalmente de eucalipto, pino y chopo, con más de 2 millones y medio de metros cúbicos. Adicionalmente en algunas comunidades autónomas como Aragón y Andalucía han destacado como aprovechamiento maderero la obtención de leñas y biomasa. Del informe se concluye que el aprovechamiento de productos no madereros  como corcho, miel, cerdo ibérico, setas, resina, caza, pastos, piñón, etc., es de gran relevancia. En el año 2015 se sacaron más de 400.000 quintales de corcho, se obtuvo producción de miel en más de 6.000 colmenas, pasaron a la cadena de custodia más de 2.500 cabezas de cerdo ibérico, además de la recolección de setas y así como el aprovechamiento de pastos y actividad cinegética en grandes extensiones de la superficie certificada. Se destaca además en una parte significativa de las masas de Pinus pinea, la recolección de piña. No menos importante son las áreas no productivas, donde la conservación y el uso recreativo toman un papel destacado.