Noticias

Las personas y los bosques tienen un papel muy importante en la lucha contra el cambio climático



People, Forests and Climate Change”, que PEFC celebró del 2 al 4 de diciembre en Madrid y Coca (Segovia).

En el encuentro participaron expertos de países como Indonesia, Vietnam, Sudáfrica, Tailandia, Laos, Nueva Zelanda, Malasia, Camerún, Nepal, India, Guatemala y Filipinas, con el objetivo de compartir sus experiencias e intercambiar ideas en relación a los modelos actuales de gestión forestal sostenible. 

El encuentro celebrado en Casa Asia, comenzó con las intervenciones de Sarah Price, Directora de Proyectos y Desarrollo de PEFC Internacional y Ana Belén Noriega, Secretaria General de PEFC España. Price explicó que PEFC trabaja en la promoción a nivel global, de modelos de gestión forestal sostenible y la certificación forestal como herramienta para ofrecer una solución contra el cambio climático, la tala ilegal y la deforestación. A continuación presentó la modalidad de certificación agrupada que permite que los pequeños propietarios puedan acceder a la certificación forestal a través de la gestión sostenible de sus bosques. Según Price “En estos días en los que se está celebrando la Cumbre del Cambio Climático en Paris (COP21), hay que destacar el nivel de implicación de los gobiernos regionales con la promoción de la certificación de los bosques en España”.

Por su parte, Noriega puntualizó que la gestión forestal sostenible y la certificación forestal son vitales para el desarrollo de las comunidades rurales que viven o dependen de los bosques, ya que generan empleo y riqueza. “Este es uno de los motivos por el que necesitamos asegurar que los propietarios forestales puedan acceder a la certificación”

A continuación, se expusieron varios casos prácticos de las diferentes modalidades de certificación agrupada (Regional y Grupo).  En España, este tipo de certificación forestal es un éxito y representantes de diferentes regiones como Navarra, Cataluña y Cantabria compartieron sus experiencias con los asistentes. En palabras de Fermín Olabe, Director del Servicio Forestal de Navarra, “Los bosques juegan un papel crucial en nuestra sociedad y ofrecen muchos servicios y productos, por este motivo el Gobierno de Navarra invierte en la certificación forestal porque no podría permitirse no apoyarla”. En Navarra, la certificación forestal es muy importante como muestran sus cifras: 52% de sus bosques y 84% de la madera producida están certificados por PEFC.

Por otro lado, el gobierno de Cataluña, apoya a los propietarios forestales para desarrollar sus planes de gestión y poder implementar la certificación, tal y como comentó, Juan Luis Abián, Director del Centro de la Propiedad Forestal de Cataluña: “La promoción activa de la certificación a través de la líneas de ayudas a propietarios forestales de la Generalitat ha supuesto un incremento en 2015 de cerca de 35.000 hectáreas”. Por su parte, Aitor Calleja de CERTICANT  apuntó que la industria cántabra está demandando cada vez más la certificación PEFC en los productos forestales.

Asimismo, diferentes propietarios forestales y expertos compartieron sus experiencias con la certificación PEFC y varios casos prácticos en la modalidad de Grupo. Como fue el caso de  Ana Rengifo, propietaria de una finca de dehesa incluida en el grupo APMAE de Extremadura que cuenta en la actualidad con 21.000 hectáreas certificadas. Segundo Rodríguez,  como consultor, ya ha incorporado cerca de 18.000 hectáreas certificadas en el grupo gestionado por Acción Forestal en Andalucía, y expuso la certificación PEFC como un valor añadido a sus clientes. Por su parte, Oscar Crespo, aportó el enfoque de cómo una empresa como Garnica Plywood ayuda a sus proveedores, pequeños empresarios, a obtener la certificación dentro del grupo Chopo Sostenible que cuenta con  692 hectáreas en La Rioja.

Para finalizar, se estableció un taller para profundizar en diferentes aspectos técnicos, políticos y de implementación de la certificación en los diferentes países.

El encuentro “People, Forests and Climate Change” continuó al día siguiente, con una visita de campo a Coca (Segovia) donde los asistentes visitaron diferentes tipos de montes certificados, asistiendo a demostraciones de varios trabajos forestales, como la recogida de piña y el proceso de resinación. La bienvenida a cargo de Francisco Javier López-Escobar, Delegado Territorial de la Junta en Segovia  y Jose Ángel Arranz, Director General del Medio Natural de la Junta de Castilla y León, se celebró en el museo Cerebosma (Centro Europeo de Resinas, Bosques y Materias Primas Forestales), ubicado en Coca. López-Escobar, destacó que en Coca se están desarrollando proyectos  para impulsar la emisión cero a través del consumo de la biomasa que genera el bosque, para tal fin, se han instalado calderas de biomasa en varios de los edificios públicos. Arranz, por su parte señaló lo importantes que son los bosques y la biodiversidad en una comunidad como Castilla y León que cuenta con cerca de 700.000 hectáreas de monte gestionadas de forma sostenible bajo el sello PEFC. A continuación, dio comienzo la visita al Museo, precedida por unas palabras de Ignacio Quintanilla, Jefe de Servicio de Medio Ambiente de Segovia, que comentó a los asistentes el origen del Museo, un antiguo sequero para semillas de Pinus pinaster y otras variedades.

 Para finalizar, se celebró una mesa de diálogo con representantes de la Junta de Castilla y León que explicaron la gestión que realizan en los montes de la región. Según Javier Ezquerra, Jefe de Servicio de Gestión Forestal de la Junta, la producción principal de los montes que la Junta gestiona es la madera y biomasa, habiendo también un gran incremento de la producción de resina. Estos montes tienen la certificación PEFC en casi 700.000 hectáreas. Rubén García, Director de Recursos Naturales de SOMACYL, empresa pública que gestiona 9.000 hectáreas de choperas propiedad de la Junta que producen 100.000 m3 de madera certificada PEFC, añadió que “30 hectáreas plantadas y bien gestionadas generan 10 puestos de trabajo. La gestión de los montes es una base económica para las administraciones locales”.

A su finalización, los participantes continuaron el diálogo en Montreux (Ginebra) durante la celebración de la PEFC Week, allí pudieron compartir nuevas ideas y experiencias para poner en práctica en sus países de origen y desarrollar modelos de gestión forestal sostenibles a través de la certificación PEFC.

El encuentro se organizó en apoyo a la Cumbre del Cambio Climático de París  ya que la conservación de los bosques y sus múltiples funciones es un eje prioritario en la lucha contra el cambio climático y en el desarrollo de una economía verde en el medio rural. La Cumbre ha logrado aprobar un acuerdo final que se espera podrá entrar en vigor a comienzos de 2016.

PEFC

Sarah Price

PEFC

Ana Belén Noriega

PEFC

Asistentes

PEFC

Castillo de Coca

PEFC

Extracción de resina

PEFC

Recogida de piña

PEFC

Museo Cerebosma